Expo Astaná 2017
Expo presentación china de "Energía futura, Ruta de la seda verde"
Expo presentación de Air Astana, como "transportista oficial"

Finalización exitosa de la Expo Astaná 2017

Dos días después de la solemne ceremonia de clausura de la Expo Astaná 2017, ya están en marcha los trabajos de desmontaje del pabellón en la capital de Kazajstán. NUSSLI hace resumen de una exposición mundial exitosa. Junto a visitantes impresionados y clientes satisfechos, el constructor de la exposición ya recibe los primeros premios para uno de sus proyectos.

Septiembre 2017

Bajo el lema «Energía del futuro», la Expo Astaná abrió sus puerta el 10 de junio de este año. Durante tres meses, la antigua ciudad de provincia, Astaná, se transformó en un centro mundial de construcciones impresionantes y peculiaridades arquitectónicas. Para la exposición mundial se construyó incluso en la capital kazaja un nuevo barrio. En el centro del recinto de la Expo se encuentra el emblema de la exposición: una bola de cristal brillante de 91 metros de altura. Entretanto, las luces de la «esfera» de cristal se han apagado y los trabajos de  desmontaje se están llevando a cabo por todo el recinto. Los organizadores pasan revista a los tres meses de éxito, con más de 3,8 millones de visitantes.

Clientes internacionales apuestan por la calidad suiza
También  todo el equipo de NUSSLI están presentes para devolver las cinco construcciones en el recinto a su estado original. Antes de la Expo de Astaná, el propio Kazajstán era tierra virgen para la empresa internacional. Por este motivo los trabajos previos en Astaná comenzaron pronto, más concretamente en junio de 2015. Con la creación de una sucursal oficial en Astaná, el constructor de exposiciones y pabellones sentó las bases para próximos proyectos en Kazajstán. Poco después comenzó la búsqueda de socios y proveedores locales. Actualmente, más de dos años después, el balance de NUSSLI es positivo. La gran inversión ha valido la pena. Mediante la preparación específica en el país y de la gente, NUSSLI consiguió adquirir cinco nuevos clientes internacionales: Junto a los pabellos para los tres países de China, Reino Unido y Vaticano, NUSSLI recibió el encargo de los pabellones del socio de Shell y Air Astana. Un vistazo al gran números de visitantes muestra que también los clientes pueden estar satisfechos con el trabajo de NUSSLI: El pabellón de Shell se cuenta entre los más visitados de la Expo de Astaná. También el pabellón del Reino Unido Gran Bretaña e Irlanda del Norte convenció y recibió el BIE Silber Award en la categoría «Exhibition Design» y en el marco del EXHIBITOR Magazin‘s Expo 2017 Awards, el galardón «Honorable Mention».

Concepto sostenible con recursos
De acuerdo con el lema «Energía del futuro», el uso económico de los recursos para los países juega, en el marco de la exposición mundial de este año, un papel importante. Los países, con sus presentaciones, unieron instalaciones modernas con las tecnologías más innovadoras. En la realización juegan un gran papel los materiales sostenibles, así como las tecnologías eficientes y que preservan los recursos. Por lo consiguiente, tras el desmontaje, se vuelve a reutilizar una gran parte de los elementos, como por ejemplo la fachada del pabellón del Vaticano. Una gran parte del revestimiento del pabellón de Shell de madera se recicla también tras el desmontaje.
 

El viaje en Kazajstán continúa
Tras la Expo en Astaná, NUSSLI no derriba sus carpas en Kazajstán. Ya existen las primeras consultas. El viaje en Kazajstán continúa por tanto para NUSSLI. Para el constructor temporal significa: tras la Expo es antes de la Expo. Mientras transcurren los trabajos de desmontaje en Astaná, los expertos de NUSSLI se centran ya en la siguiente exposición mundial de 2020 en Dubái.

Contacto

Marike van der Ben

Marike van der Ben

Jefe del equipo Marketing

Solicitud de contacto

Todas las opciones de contacto